un paseo por la franja: La Leyenda del Carbonero: El Principio (Parte IV) un paseo por la franja: La Leyenda del Carbonero: El Principio (Parte IV) un paseo por la franja: La Leyenda del Carbonero: El Principio (Parte IV)

sábado, 3 de marzo de 2012

La Leyenda del Carbonero: El Principio (Parte IV)



A continuación les dejamos "La Leyenda del Carbonero: El Principio" de Ruben Armando Barbieri Castellanos.

Es la cuarta entrega de la Leyenda del Carbonero, cuando nuestro gran escritor nos remonta al inicio de los tiempos, cuando la tierra dio a luz al carbón.  También nos cuenta la historia de "CRIOLLO" y las andanzas de Don Santos, un carbonero de ley.

La primera parte está en este enlace: La Leyenda del Carbonero y puede ser descargada haciendo click en el siguiente botón:


La segunda parte está en este enlace: La Leyenda del Carbonero: El Ferro Carril de los Milagros y puede ser descargada haciendo click en el siguiente botón:



La tercera parte está en este enlace: La Leyenda del Carbonero: La Semilla de la Fe y puede ser descargada haciendo click en el siguiente botón:



Si desean descargar esta cuarta parte para imprimirlo pueden hacerlo aquí:


La Leyenda del Carbonero: El principio

Era el Principio

Y el espíritu de Dios vagaba por el universo, la nada todo lo ocupaba y un silencio infinito envolvía las tinieblas y de pronto una gran explosión sacudió al cosmos, todo se transformó en una gran bola de fuego, una llamarada resplandeciente llenó de claridad todos los rincones y de la oscuridad se hizo la luz.

Era el espíritu de Dios que se había materializado, surgieron entonces los tres primeros elementos del universo, el tiempo, el espacio y la materia. Se formaron los planetas, las estrellas y la tierra.

Al paso de los siglos el planeta se fue enfriando, la llama se fue apagando, empezaron a formarse los cielos, los océanos y los continentes y fue la noche y fue el día.

De repente la vida apareció, primero microscópica, diminuta y después exuberante, avasalladora y un gran manto verde cubrió la faz de la tierra sustituyendo al rojo primitivo de la materia incandescente.

Había comenzado el tiempo del hombre, este se miró en las aguas y se vio a sí mismo, estaba hecho a imagen y semejanza de Dios.

Pero la gran braza de fuego no se había apagado, estaba ahí dormida, esperando su oportunidad para avisarle al hombre de su existencia.

Entonces un día otra gran explosión, era la montaña que había explotado, la entraña de la tierra había cobrado vida y lanzaba su fuego al viento y por sus laderas corrían ríos de lava hirviendo y el hombre supo que aquello era el fuego y que aquella fuerza incontrolable de la naturaleza era un volcán.

Un volcán es una estructura geológica por la cual emerge el magma o roca fundida en forma de lava y gases del interior del planeta. El ascenso ocurre en episodios de actividad violenta denominados erupciones. Generalmente adquieren una característica forma cónica, encima del volcán podemos encontrar su cráter o caldera.

La tierra había guardado celosamente en sus entrañas aquel carbón incandescente y ahora le mostraba al mundo que había parido a su hijo, sí, en una mina de carbón la madre tierra había parido a su hijo, era el duende del carbón, hijo de la tierra y del volcán.

Entonces Dios vio su obra y vio que era buena y llamó al duende y le dijo: “eres el duende del carbón, eres la chispa divina que mueve al mundo, dueño del fuego, del rayo, el viento y el trueno, eres la sangre que corre por las venas del hombre. Debes enseñarle al hombre el fuego, el aprenderá a manipularlo.”
Y hubo pueblos y países y hubo hombres con memoria que escribieron el largo camino de la humanidad.

Después que hayas cumplido este primer objetivo el hombre inventará LA MÁQUINA y con la revolución industrial en el siglo 19 el ferrocarril recorrerá el mundo y tu pasarás de las minas de carbón al corazón de la locomotora, serás entonces EL CORAZÓN DE FUEGO.

Serás cual antorcha olímpica y tu único camino será la vía férrea, tu vida será seguir eternamente el trajinar de los rieles, atravesarás campos y desiertos, grandes ciudades y pequeños pueblos y en todos lados la gente dirá “HABRAN PASO QUE VIENE EL GRAN FERROCARRIL”.

Primero sentirán que la tierra tiembla debajo de los zapatos, después verán la estela de humo blanco en el cielo y por último el pito retumbará en los oídos y todos sabrán que empezó LA ERA DE LA MÁQUINA.

Tu misión será cuidar a los ferrocarriles, a sus operarios y a sus pasajeros, esto es tan solo el comienzo de tu largo trajinar.

Llegarás al nuevo mundo, al Salto oriental, allí seguirás protegiendo a los trenes y deberás prestar especial cuidado al ganado que se escapa de las estancias que no se atraviese en la vía y no provoque descarrilos de trenes y en las ciudades debes cuidar de los niños y ancianos que cruzan los paso a niveles y te preocuparas que las estaciones estén limpias para que la gente pueda circular.

Un paso a nivel es un cruce o intersección al mismo nivel entre una vía férrea y una carretera o calle. En ellos los trenes tienen siempre prioridad debido a que su inercia les impide detenerse con facilidad. Suelen estar debidamente señalizados y en los mismos se pueden emplear barreras o semáforos para avisar a quienes pretendan cruzarlos de que viene el tren.

El Ferrocarril y la Revolución Industrial

Entre 1760 y 1780 el aumento en la economía mundial proporciona una enorme cantidad de bienes, hombres y servicios, entonces la revolución industrial se basa principalmente en el crecimiento de tres sectores: el textil, el agrario y el metalúrgico, este último asociado indiscutiblemente al ferrocarril.

El carbón se producía en grandes cantidades y era el principal sector de la minería en Inglaterra, país cuna de la revolución industrial.

Fue esto lo que permitió la aparición del ferrocarril. Las minas no sólo necesitaban máquinas de vapor para su explotación, también necesitaban un medio de transporte barato con el que transportar el carbón. El ferrocarril era la respuesta global al asunto.

Y en un principio, aunque el ferrocarril estaba pensado únicamente para llevar mercaderías, los inversores descubren que el transporte de pasajeros era enormemente rentable.

En el entorno de 1850 el ferrocarril había llegado a todos los continentes, todo empezó a mejorarse, las vías, las maquinas y con ello aumento la autonomía y la velocidad.

De los 30 km por hora del tren Manchester a Liverpool se paso a los 100 km por hora.

Entonces a mediados del siglo 19 el ferrocarril estableció su dominio absoluto de las comunicaciones y del transporte colectivo.

En nuestro Uruguay el ferrocarril acompaño el avance mundial y en el norte del país vino entre otras cosas para salvar el escollo que representaba para la navegación en el Río Uruguay el Salto Grande, entonces hizo su aparición el ferrocarril noroeste.

La primera línea se inauguró el 22 de junio de 1874 entre Salto e Itapebí y alargada después hasta Parada María en las cercanías de las Termas del Arapey y más adelante esta línea fue prolongada hasta el Cuareim.

El 31 de marzo de 1949 la totalidad de la red ferroviaria nacional pasaría al Estado uruguayo como parte de pago de la deuda contraída por Inglaterra durante la segunda Guerra Mundial.

El Barrio "Los Talleres"

Hablar del barrio “Los Talleres” es decir FERROCARRIL, el barrio se formó al impulso de la compañía inglesa que vino a construir la línea noroeste y su posterior reparación y mantenimiento de locomotoras y vagones.

Con estos pioneros del ferrocarril se fue formando el barrio, los Potter, Hule, Flood, Boucq ingleses y franceses y los italianos como Tenca, Reobasco, Cassola, Pamparatto, Malaquina, Varessi, Gallinotti, Barbieri, Luccini, Fornessi, Volpi y muchos otros.

El taller de Remesa Salto funcionaba por medio del vapor, todos sus equipos funcionaban de esa forma.

Había una caldera central fija, que era manejada por don Vicente Cassola, los niños lo veían por la calle y decían ahí va el que toca pito. Esta caldera tocaba 4 pitazos al día, anunciando el comienzo y terminación de la jornada laboral, los vecinos hablaban de “antes o después del pito”.

Había toda clase de operarios: maquinistas, foguistas, mecánicos, torneros, herreros, y en la parte donde se equipaban los vagones y coches de pasajeros estaban los carpinteros y tapiceros. En el barrio se fueron instalando comercios, como el almacén y fonda de Francisco Varessi (abuelo materno de Puñalada) este local estaba a 50 metros de la entrada a la remesa, en la esquina de las calles Charrúa y Santa Rosa, era una parada obligada.

Una cuadra más arriba por calle Santa Rosa y Chaná (hoy Diego Lamas) estaba la Barraca de Don Pedro Gallino, este local fue ocupado después por la escuela numero 8 y más tarde por la empresa Boiani Hnos.

También el barrio se movía con la naranja, donde muchos obreros iban a arrancar la fruta a las quintas y la traían a los galpones para su selección y posterior envió a Montevideo por ferrocarril.

Se instalarían grandes empresas procesadoras de citrus como Boiani, Solari y Caputto.

Donde hoy es CALSAL habían enormes galpones para depósito de lanas y cueros, dice Puñalada que veía cruzar las carretas tiradas por bueyes algunas y otras por caballos trayendo bolsas de lana.

Las herrerías en calle Diego Lamas, la de Tomás Severo, la herrería y carpintería de José Parodi, la de su hermano Domingo, la de los hermanos Verocay en calle Raffo contra la vía.

Estos artesanos eran verdaderos forjadores del hierro, el forje se hacía a bigornia y martillo a fuego candente en las fraguas a carbón.

También tuvo el barrio su educación primaria con la escuela 8 en la esquina de Chaná y Santa Rosa, esta venia de su primera ubicación en la avenida Rodo.

“Recuerdo que a fines de 1930 se colocó la piedra fundamental donde se iba a construir el nuevo edificio, estando yo en sexto año”, dice Puñalada, “fuimos a cantar el himno, pero recién en 1944 se inauguró el edificio que hoy funciona en Avenida Batlle.”

Para ese entonces ya se construían los galpones para el granero oficial, donde está hoy el shopping.

En este predio anteriormente había funcionado el estadio de La Liga Salteña de Fútbol en el que actuaron los Campeones Olímpicos y Mundiales del los años 24, 28 y 30 y por supuesto e gran Ferrocarril.

También era un acontecimiento en el barrio el paseo anual, que se hacía a Itapebi todos los fines de año, el personal de Remesa y sus familiares compartían un día de campo.

Se formaba un tren con varios salones, se ocupaban dos locomotoras, la Criollo iba de punta y otra de cola, se cantaba y bailaba con mucha alegría.

Después de fundado el club Ferro Carril este paseo contó con la concurrencia de jugadores, directivos y simpatizantes de nuestra querida franja.

La Criollo

Aquí se fabrico la primera máquina a vapor de Sudamérica, nuestra CRIOLLO.

A fines del año 1890 el ingeniero Allan Darton, inglés Director General de Remesa Salto y de la línea noroeste se le ocurrió una brillante idea, construir una locomotora, entonces diseñó cuidadosamente los planos.

Aquí se fundieron ejes y ruedas y todos los hierros comunes, y las piezas vitales se mandaron a hacer a Inglaterra.

Con los planos del ingeniero Darton hubo que hacer moldes, el carpintero que fabricó estos moldes fue Juan Gallinotti y la fundición se llevo a cabo en los talleres de José Pons.

Cuando estaba todo pronto solo faltaba venir de Inglaterra la caldera, esta fue embarcada pero en su trayecto el barco fue azotado por una tormenta que rompió la cadena que sujetaba la caldera y esta se fue al fondo del océano.

Entonces decidieron hacerla en Salto, esperar otra demoraría mucho tiempo.

Por fin llego el día esperado, fue allá por junio de 1892, todo era alegría esperando la prueba, esta fue todo un éxito, la poderosa locomotora que fue diseñada para correr y no para remolcar vagones con mucha carga, alcanzo los 80 km por hora.

A la vuelta todo el personal y el barrio entero aplaudieron aquella hazaña, contaba el abuelo Santos que el ingeniero Darton dijo: “CRIOLLO LINDO!!” y así nació su nombre. Después se le implantó en los costados una chapa de bronce con el nombre de “CRIOLLO”.

Esta máquina estaba solo para viajes rápidos de dos a cuatro vagones; decía el abuelo que le tocó varias veces ir a Palomas a llevar al doctor Chiazzaro para atender enfermos en la estancia de los Maldini.

En 1904 cuando la revolución vino a Salto el presidente Feliciano Viera, en un tren oficial con tropas y a la vuelta lo mandaron a él adelante con la Criollo para verificar que las vías estuvieran bien porque tenían miedo de una bomba en la vía, pero felizmente no pasó nada.

El abuelo a la llegada a Montevideo en los talleres Peñarol cuando se bajó de la Criollo entre las grandes máquinas que había allí, el personal capitalino se reía y le tomaban el pelo por lo pequeña de su máquina y le decían si él era el manisero con su carrito vendiendo maníes.



Unos años más adelante en una fría mañana de invierno en la Remesa aparece en la oficina del jefe uno de los administradores de la compañía, diciéndole al jefe que precisaba viajar urgente a Montevideo y que debía estar en la capital a la hora 20, entonces el jefe llama a Santos Barbieri, uno de sus maquinistas más experimentados y le dice que tiene que llevar urgente al administrador a Montevideo.

Don Santos hizo rápidamente las cuentas y les explicó que era imposible, que para llegar a la capital a esa hora debería viajar a más velocidad de lo que le permitía el reglamento interno del ferrocarril. El inglés entonces montó en cólera y a los gritos le dijo "usted me baja en Central a la hora mencionada que de los reglamentos me encargo yo, a ese reglamento lo escribí yo".

Entonces Don Santos también se enojó y les dijo para que pasaban el año entero estudiando el reglamento y machacando con su cumplimiento. El gringo se retiró de la oficina sumamente ofuscado y le dijo al jefe que arreglara este asunto de cualquier manera.

Cuando quedan solos, el jefe le dice al abuelo, "¿que te pasa Santos? ¿estás loco? ESTE GRINGO NOS VA A PONER A LOS DOS DE PATITAS EN LA VIA" y Don Santos le dice "qué se cree este gringo de mierda, pasa todo el tiempo garganteando que el reglamento esto y que el reglamento aquello y ahora viene a borrar con el codo lo que escribió con la mano, porque no aviso antes. Aparte el tiempo no alcanza para llegar a Montevideo a esa hora, yo no puedo correr la locomotora a esas velocidades, superar los 60 km de promedio sería una locura, nos vamos a poner la vaporera de sombrero."

Y el jefe volvió a hablar: “Mirá Santos, vos haceme caso y no seas cabeza dura, no hagas calentar al gringo, vos ponelo arriba de la máquina y largá, después si llegás en hora o no se verá, pero salí de una vez que estamos perdiendo un tiempo hermoso y así descomprimimos esta difícil situación, ya di la orden, tu vaporera esta pronta."

El abuelo se sienta y después de pensar 5 minutos le dice: "MIRÁ JEFE, YO VOY A PONER A TU SEÑORITO EN HORA EN MONTEVIDEO, QUEDATE TRANQUILO. Le voy a enganchar a la maquina cuatro vagones de carga vacíos para alargar el convoy y lograr más estabilidad. Este gringo va a saber lo que camina una vaporera, ahora vamos a ver los puntos que calza, no vaya a ser que después arrugüe y tenga miedo al descarrilo. Porque el problema que tenemos no es la vaporera, ellas caminan muy bien, el problema que tenemos es la vía, hay tramos que no son seguros y en los cuales tengo que pasar muy despacio… ¡QUE SE CREE ESTE GRINGO QUE ESTÁ TRATANDO CON LIVIANITOS!"

“Si precisás mas vagones no hay problema, agarrá los que precises”, dijo el jefe.

“No” le dijo el abuelo, “con cuatro vagones logro una mejor estabilidad que con la vaporera sola, pero si sigo agregando vagones queda un convoy muy largo y en las curvas cuando la mitad del tren haya doblado la otra no y entonces los últimos vagones pueden coletear, son vagones vacios, si fueran cargados si es más estable un convoy largo.”

“Bueno” dijo el jefe “déjate de consideraciones técnicas y llevá este gringo de una vez que SI NO VAMOS A QUEDAR TODOS EN LA VÍA”.
Y así fue, el administrador estuvo en Montevideo media hora antes de lo indicado.

Al otro día al volver a Salto el jefe le comunica a Don Santos que estaba suspendido 5 días por orden superior, por haber excedido el límite de velocidad permitido en el reglamento, el abuelo se fue malísimo para su casa, cumplió su pena y se reintegró a su trabajo.

Al llegar a fin de mes el tren de los pagos, el pagador le entrega al abuelo su sobre de pago con el descuento de 5 días de suspensión, otra calentura para el porfiado tano.

A los pocos días llega un tren proveniente de central con un sobre certificado para Don Santos, se lo entregan y este lo abre y se encuentra con el dinero de los cinco días que le habían descontado y una libra esterlina.

La moneda de plata tiene de un lado dos soldados con sus lanzas y un escudo con dos dragones, símbolo de la corona británica y del otro lado dice "con las felicitaciones del marqués de Willingdon.”




El Espíritu del Carbonero vagaba por la Vía

Y sigue Dios diciéndole al duende, “ya en el Salto oriental deberás entregarle al primer carbonero los mandamientos, allí estarás pendiente de la fundación del club de fútbol Ferrocarril, ellos se organizarán para competir con la ayuda de COAL el primer carbonero venido de Inglaterra con el Ferrocarril.

En el momento oportuno tu le entregaras a Coal los mandamientos, ellos regirán el trajinar ético y el futuro de esa gloriosa institución de la zona este.”

Mientras tanto en los talleres de la Remesa ya se juntaban para jugar fútbol y hacer camaradería un grupo de operarios, Y EL ESPIRITU DEL CARBONERO VAGABA POR LA VIA, POR LOS TALLERES, POR EL BARRIO, FLOTABA EN EL AIRE.

Hasta que un primero de diciembre de 1912 se fundó nuestro querido FERROCARRIL.

Y Dios le explica al duende del carbón su cometido, “te voy a dar los conceptos generales de los mandamientos para que tu elabores un minucioso código en forma clara, precisa y sin ambigüedades que puedan prestarse para mal entendidos.

Este código debe hacer especial hincapié en que Ferro Carril será una institución deportiva sin fines de lucro, inmersa en la sociedad y respetuosa de las leyes.

NO LE COPIAREMOS EL NOMBRE A NADIE, a ningún cuadro capitalino ni a nadie en el mundo, somos Ferro Carril y punto, no somos iguales ni parecidos a nadie, somos diferentes y nos llamaremos de acuerdo a nuestros orígenes.

Saludaremos a parciales y contrarios, con respeto pero mostrando orgullosos.

NUESTROS COLORES DEL HUMO Y DEL CARBON y señalando en forma inequívoca que en la cancha está jugando el gran Ferro Carril.

Al poco tiempo de fundada la institución aparecerán en las inmediaciones de la cancha Santa Rosa carboneros brillantes que escribirán con MUSICA DE TANGO NUESTRO HIMNO.

Recuerda que todo ferrocarrilero es bienvenido sin importar sus ideas políticas o religiosas, su trabajo o condición social, en la diversidad nos une el amor al club por encima de cualquier otra cosa, otra diferencia que no sea el porvenir de la franja escapa a Ferro Carril y por lo tanto debe ser debatida en el ámbito correspondiente y no en el seno de nuestra institución deportiva.

Le inculcaremos a nuestros jóvenes el respeto y admiración por nuestros mayores haciéndoles conocer nuestra historia y nuestros ídolos del pasado, una vez que ellos hayan aprendido esto estarán preparados para defender a nuestra institución adentro y afuera de la cancha.
Nuestras autoridades serán elegidas democráticamente cosa que nadie pueda tildarlas de ilegítimas y el socio que tenga diferencias con el manejo o con el rumbo de la institución tendrá que plantearlas en la asamblea de socios o armar una lista para las próximas elecciones.

Siempre será el equipo, el grupo o la institución, en ningún momento habrá lugar para los personalismos, el gran Ferro será de todos y no será de nadie.

Nunca descuidaremos la parte social del club en detrimento de otras actividades, la masa social es el respaldo donde se asienta el mandato de las autoridades y ella deberá ser atendida como se merece, somos una institución de servicio.

Le harás especial mención a Carbonero de un fenómeno que irá creciendo paralelamente a nuestros logros en el trajinar de la historia, este fenómeno está impregnado en la naturaleza humana y por lo tanto muy difícil de combatir, me estoy refiriendo a la envidia.

A medida que vayamos logrando títulos y hazañas este fenómeno irá creciendo y con el tiempo recibirá el nombre de contra.

Si prestas atención ella estará en todos lados, a veces sumamente visible, otras escondida en las sombras, otras veces estará al lado tuyo sin que te des cuenta, sutilmente, con cara de yo no fui, así que estate atento a la picardía y a la mentira.

LA HINCHADA SERÁ LA VOZ DE TU CONCIENCIA. Cuando tengas alguna conducta anti Ferro Carril al llegar la noche y pongas tu cabeza en la almohada ella no te dejará dormir y se encargara de machacarte una y mil veces tu conducta equivocada.

Al otro día en tu trabajo, en la calle, en tu hogar, en la sede social y a cualquier lugar que vayas siempre habrá alguien para recordarte tu error, no habrá lugar en el mundo donde puedas esconderte, ella te perseguirá implacablemente y entonces te darás cuenta que tu peor critico está adentro y no afuera.

Cuenta con los ferrocarrileros para tus proyectos y aportes al club, cuenta con aquellos que patearon junto contigo la pelota en la cancha Santa Rosa y fueron a la escuela 8, con sus hijos y con los hijos de sus hijos, como de igual manera ellos podrán contar contigo, pero no esperes nada de otras tiendas ajenas a la institución.

Nadie te regalara nada.

No le pedirás ventaja a nadie pero tampoco la darás, con nosotros no habrá ningún tipo de arreglo para obtener otro resultado que no sea la victoria, ello te traerá muchos dolores de cabeza, tu camino estará plagado de espinas, apróntate para recibir toda clase de insultos y apedreas, y hasta quemaran nuestra bandera, pero esto lejos de aminorarte no hará mas que templar tu espíritu y redoblar tu fe y entonces pobre del que se cruce en la vía .
El devenir de los acontecimientos te enseñará a tener fe, a creer en los milagros y a luchar con todas tus fuerzas más allá de toda circunstancia, eso te hará capaz de lograr las hazañas más increíbles y entonces la historia te llamara EL FERROCARRIL DE LOS MILAGROS.

Por último recuerda siempre que somos hijos del ferrocarril, hijos de operarios de manos tiznadas por el carbón que se bajaban del tren después de largas y agotadoras jornadas de trabajo para enfundarse la franja en el pecho y entrar a la cancha.

Por lo tanto apuesta siempre al conocimiento, a la jerarquía y a la calidad del jugador, pero a veces esto no alcanzará por determinadas circunstancias adversas del juego, entonces deberás recurrir al sacrificio, al esfuerzo y apelar a tu espíritu rebelde para llegar a la victoria, porque somos hijos del sacrificio, al igual que aquellos esforzados operarios del pasado.

Entonces cuando las cosas no salgan, cuando la calidad no alcance, aparecerá la lucha, la garra y sacando fuerzas de flaquezas aflorará el mandato de la historia y así propios y extraños dirán algo que se irá repitiendo a lo largo del tiempo “FERRO GANÓ A LO FERRO, FERRO ES FERRO.”


Compartir



27 comentarios:

daniel dijo...

Ruben como siempre brillante tu narración y cada vez que leemos alguna de tus leyendas vemos reflejado de una o de otra manera a nuestros antepasados porque de ese crisol de razas nació nuestro querido FERRO y por todo eso es que somos tan distintos DE FERRO SE NACE NO SE HACE como dicen ahora los gurises SI NO LO SENTIS NO LO ENTENDES

Anónimo dijo...

La zona este el barrio los talleres el ferrocarril la cancha santa rosa son todas partes de una misma cosa ellas fueron la base de creacion de nuestro querido ferrocarril

Anónimo dijo...

QUE GRANDE EL FERRO Y QUE GRANDE SU GENTE

RJM dijo...

muy buena ruben interesante y muy real asi es nuestro querido fcfc esos son los sentimientos que nos mueven muchas veces ,dentro y fuera de la cancha repito muy bueno

Gonzalo Martinez dijo...

En la entrevista que ustedes le hicieron a Ramon, en una parte este dice que a nosotros nos educaron para ser de Ferrocarril. Hay una cultura ferrocarrilera, estas historias llenas de pasion y gloria lo demuestran.

Anónimo dijo...

Que hermosa historia y con documentos, la foto y la moneda son unas reliquias. Se viene el TRI Y LA 41.

LUISITO dijo...

Querido RB sin entrar en la catarata de elogios por esta nueva entrega me quedo con un par de frases: HABRÁN PASO QUE VIENE EL GRAN FERRO CARRIL...NO SOMOS IGUALES NI PARECIDOS A NADIE, SOMOS DIFERENTES...
Ahh me olvidaba...capaz ya te lo han dicho RB pero estaría muy bueno que de alguna forma se pudiera lograra la publicación de forma impresa de LA LEYENDA DEL CARBONERO...seria un tesoro para los hinchas de LA FRANJA...FERRO FERRO

rwr dijo...

felicitaciones ruben, brillante nuevamente

Tu amigo del alma dijo...

Cabeza si habras escuchado historias de tus mayores, tenes una memoria de elefante, como haces para acordarte de todo eso. Vos me contaste que la moneda Don Santos se la regalo a Puñalada y este a vos y tambien me dijiste que cuando partas en el TREN DEL CIELO la moneda estara en manos de Facundo. Felicitaciones

Tu amigo del alma dijo...

Cabeza vos te acordas cuando la profesora de historia nacional Sarita Pandolfi te decia "Ud. documente Barbieri" Sin dudas que aprendiste muy bien la leccion de nuestra querida profesora.
Esta vez el asado y la patricia corren por mi cuenta cabezon.

Anónimo dijo...

Que lindo es todo esto muchachos, que lindo es ser de ferro, los felicito

Anónimo dijo...

yo quiero agradecerte botija no solo por Ferrocarril sino tambien porque siempre te acordas de la barra del Afe

Anónimo dijo...

Ferro pa todo el mundo

Anónimo dijo...

Ya termino la piscina, se vienen los 100 primeros años de PASION Y GLORIA.-

Anónimo dijo...

No le copiamos el nombre a ningun cuadro capitalino, QUE GRANDE EL FERRO

Anónimo dijo...

100 años de gloria, 100 años de futbol, 40 + 2

Anónimo dijo...

IMPRESIONANTE LA LEYENDA UN SALUDO A TODOS LOS FERROCARRILEROS

RB dijo...

Gracias gurises, es mi humilde aporte al gran FERRO QUERIDO

la carbonera dijo...

preciosa la leyenda felicitaciones RB. quiero que empiece de una vez el futbol no veo la hora de ver nuevamente al gran ferrocarril abrazo

Anónimo dijo...

Parece que OFI empieza a fines de abril.... Alguien sabe algo??

Anónimo dijo...

Muy buenas las leyendas, todas muy lindas

Anónimo dijo...

Pienso que Luisito tiene mucha razon cuando dice que habria que imprimir y publicar las leyendas, son muy buenas realmente, felicitaciones a RB a la pagina y a todos los que escriben en ella

Anónimo dijo...

Que hermosos recuerdos que epoca la de la criollo

Anónimo dijo...

A veces no nos damos cuenta de las dimensiones de las cosas los hechos se van sucendiendo van pasando pero cumplir cien años tampoco puede ser gran cosa pero cien años de gloria no es para cualquier institucion, cien años de historia viva como la del gran Ferro. Una historia llena de hazañas y campeonatos y en sus años modernos le agregamos dos orejonas. Ferro y pico pa todo el mundo felicitaciones

Anónimo dijo...

que grande el ferro felicitaciones

Anónimo dijo...

100 años en la via

Anónimo dijo...

las leyendas nos cuentan con total claridad el ser y el sentir ferrocarrilero




Respeta las reglas:

Por el momento los comentarios se publican en forma inmediata.

Serán eliminados los comentarios que no respeten las reglas:
- El comentario debe estar relacionado a la nota.
- No realices comentarios de tipo SPAM.
- No incluyas links o direcciones de correo innecesarios.
- No incluyas ofensas, amenazas, insultos o contenido violento.

Nota: Los comentarios realizados por los hinchas no necesariamente reflejan las opiniones del sitio.


ESCRIBE TU COMENTARIO A CONTINUACIÓN: