un paseo por la franja: Recuerdos del hincha - Don Fornessi un paseo por la franja: Recuerdos del hincha - Don Fornessi un paseo por la franja: Recuerdos del hincha - Don Fornessi

jueves, 6 de mayo de 2010

Recuerdos del hincha - Don Fornessi



Hace mucho màs de medio siglo mis viejos se vinieron a vivir a la pujante Zona Este, en esos años recièn empezaba a poblarse; mi hermano tenía algo menos de dos años y yo algunos meses, fuimos creciendo en las cercanìas de la " Amarilla " del Obelisco al gran Josè Enrique Rodó, del Estadio Ernesto Dickinson, de la cancha Santa Rosa. Crecimos viendo y escuchando a cada rato relatos, vivencias, anécdotas cosas casi increíbles de ese gran equipo " el querido FERRO " .-

Años más tarde empezamos a ir a la Escuela nùmero 8 y ahi sì veíamos todos los dìas a un símbolo de nuestro cuadro que trabajaba en la limpieza del cantero del medio de la Avenida Batlle, su apellido Fornessi hombre espigado muy amable siempre dispuesto a contarnos algo de su gran Ferro querido, de nuestro gran Ferro querido .-

Nosotros todos gurises lo veíamos y nos acercábamos a él por curiosidad o para que rememorara algo de la rica historia de su club, de nuestro club.
Nos relató como fueron los primeros pasos, con que amor a la causa algunos pocos empleados del ferrocarril ( en ese entonces todavía en manos de los ingleses ) un grupo de amigos comenzaron a gestar la idea de un club de fútbol ; las primeras reuniones a la tardecita, a la luz de una " curuya " en un vagón viejo casi solitario al fondo de la plaza de maniobras más al norte donde años después fue nuestra querida e inolvidable Canchita SANTA ROSA .-

El se sentaba en el piso, a su costado un escardillo y una pala, que eran sus herramientas de trabajo; nosotros algunos con la tùnica media blanca, media sucia, media rota por el fragor de la lucha, de algunos picados etc. lo rodéabamos y le pedíamos que nos contara algo; del tiempo de antes, nos decía que donde en esa época estaba el Granero del Ministerio él había jugado al fútbol, porque ahí estaba la cancha de la Liga y nuestro querido FERRO escribió en ese predio jornadas memorables e imborrables, por eso sus relatos eran interminables .-

Siempre nos recordaba un hecho casi insólito que sucedió en esa cancha; nuestro FERRO jugaba un partido y teníamos diez hombres en el campo de juego ¿ por qué ? ¿ que pasa ? ¿ quién será el otro ? Hasta que todos escucharon los silbatos del tren cada vez más fuerte ¿ que pasaba ? ¿ que mensaje era ese ? ; a los pocos minutos se develó lo que no sabían los espectadores, el jugador que faltaba para completar el equipo se bajó del tren, de trabajar, se cambió la indumentaria e ingresó al campo de juego ; que tiempos !!! que amor a la camiseta !!! que amor al club !!! y pensar que todo eso lo mantenemos hasta hoy y sigue vigente esa mística, ese temple, por algo somos los únicos a pesar que pasan los años .-

Como olvidarnos del gran Ruben Grassi, nos parecía mentira cuando íbamos para la escuela verlo en el frente de su casa, o en la carnicería siempre amable, dispuesto a dar un consejo a cualquier futbolista que lo necesitara; más alla la casa donde vivía el " marciano " Eduardo Pierri , en la esquina la cancha Santa Rosa, frente a la misma la herrería del Coco Parodi, en la esquina los Rivas, los Gallinotti, si seguíamos por la Avenida Batlle el contador Canali gran figura de nuestro basquetbol, al lado estaba el Chato González !!! que Presidente !!! por Dios , en las viviendas Cerviño, los Rios, Pereira Das Neves, de los Iribarne, y cuantos otros más. Nos acordamos del telégrafo donde vivían los Ruiz, el Maño, el flaco, el bujìa y tantos y tantos otros que me perdonen que en este momento no me acuerdo ; pero ya los voy a ir nombrando en otro momento, al Tiri, al Dago, al tachuela viejo, a nuestro medio de transporte el inolvidable " Pucará ".-

Por todo esto y mucho más cuando escucho la Franja, la semblanza del hincha, el tango al Ruben o el sueño del pibe se me pone la piel de gallina y me aparto o me tapo la cara porque me pongo a llorar como un gurí .-

Algún día volveremos con algo más.-

Siempre serví como hincha, solo como un hincha más y muy a pesar de no haber podido jugar nunca con la franja en el pecho, la llevo grabada en mi corazón como el que más .-

Relato del hincha






Las fotografías no son de este sitio, fueron recopiladas de internet. No acompañan al relato del hincha, simplemente fueron agregadas para recordar aquellos tiempos.




Compartir en FACEBOOK

www.unpaseoporlafranja.com
El sitio no oficial de Ferro Carril Fútbol Club


Si deseas visualizar adecuadamente la firma de Un paseo por la franja, descarga estas Fuentes y guárdales en C:\Windows\Fonts: Informal Roman y Pristina


3 comentarios:

Anónimo dijo...

que epoca y que buenos recuerdos fueron relatados esta espectacular la nota del hincha en mi caso particular toda mi familia por la parte materna era a muerte de ferro y era un ritual todos los domingos luego de los partidos reunirse en casa de mis abuelos ,hijos,nietos primos y el unico tema era el futbol la polemica las dudas el analisis del partido etc.era de lo unico de lo que se hablaba jaja que tiempo aquellos felicitaciones por la pagina

Anónimo dijo...

en el comentario de arriba dice que se reunian los parientes . eso es flia eso que se esta perdiendo hoy en dia por culpa del alcohol y la droga muchachos la flia es lo mas importante
en cualquier sociedad y la de fcfc es la flia mas grande que conosco viva el fcfc no mas

Anónimo dijo...

UNA NOTA DEL HINCHA ESPECTACULAR!!!! UNO LA LEE Y SE LE PONE LA PIEL DE GALLINA, QUE SENTIMIENTO FERRO CUANTA GRANDEZA!!!!!!




Respeta las reglas:

Por el momento los comentarios se publican en forma inmediata.

Serán eliminados los comentarios que no respeten las reglas:
- El comentario debe estar relacionado a la nota.
- No realices comentarios de tipo SPAM.
- No incluyas links o direcciones de correo innecesarios.
- No incluyas ofensas, amenazas, insultos o contenido violento.

Nota: Los comentarios realizados por los hinchas no necesariamente reflejan las opiniones del sitio.


ESCRIBE TU COMENTARIO A CONTINUACIÓN: